Dones i poetes que escriuen per a recordar-nos qui sóm i d’on venim. I també, és clar, qui són, d’on venen aquestes dones que un dia van decidir escriure perquè tot estava per fer, encara que no sempre fóra possible.

Por cierto, que si alguien lo tenía pensado, gracias, pero a mí lo de felicidades por el día de la mujer no me va. Y por lo de trabajadora, menos. Ser mujer no es algo que haya elegido, más bien es algo en constante definición a lo largo de mi vida y con no pocos cambios, dudas, contradicciones e indefiniciones. Además, odio con toda mi alma las mistificaciones sobre el hecho de ser mujer, qué más quisiera yo que correr con lobos, pero mucho me temo que no, que ando con gatos y voy que chuto. En fin, que si hay algo en lo encuentro orgullo es en formar parte de un grupo discriminado social, política y culturalmente y haber peleado y crecido (y seguir haciéndolo cada vez con más conciencia), sola y en compañía, para sobreponerme a esa discriminación y vivir mi vida plenamente, ayudando en lo que pueda, a ser posible más con ejemplo que con discursos. Si las felicidades van por eso, pues mira, sí, felicidades, compañeras. Tenemos más moral que el alcoyano. Aunque es verdad que lo de tener razón da bastantes fuerzas. En todo caso, en estas ocasiones me sale más el homenaje y la protesta que la celebración.


-Ana Pérez Cañamares-


Foto: Chema Madoz.