Dones i poetes que escriuen per a recordar-nos qui sóm i d’on venim. I també, és clar, qui són, d’on venen aquestes dones que un dia van decidir escriure perquè tot estava per fer, encara que no sempre fóra possible.

CAPITALISMO


El hombre seboso y trajeado se cuela en nuestra cama cada noche
después de follarse al universo viene a susurrarnos nanas
su obsesión por nosotros no descansa nunca
en nuestros sueños nos persigue
con su disfraz de perro, de vendedor, de cura
de espiga de trigo, de pistola en el bolsillo
su disfraz de muerte, su disfraz de vida
sé que tú le gustas con ojeras
yo le pongo cachondo cuando estoy cansada
me quiere flaca aunque me tienta con chucherías
y a ti elegante aunque te duelan los huesos
me empuja a emborracharme pero no por diversión
sino para olvidar
que mis horas de ocio se cierran siempre con balance negativo
cuando estamos a punto de enfermar por agotamiento
nos premia con unas vacaciones
y nos tiende los billetes como el cazador
lanza un hueso al galgo que ahorcará mañana
me instiga a desear cosas que no necesito
aunque él nunca tiene para mí un regalo
dice que mis enemigos son aquellos
que quieren lo mismo que yo
porque no hay bastante
nunca hay bastante para todos
nos cobra por lo que no es de nadie
por el agua de lluvia
por el sol y la arena
por los claros del bosque
y los manantiales
secuestra a mi amor durante 10 horas cada día
y cada día me lo devuelve más viejo
con sus brazos lascivos abraza a mi hija
y yo grito ¡huye!
-he visto los primeros signos de rendición
en su rostro inocente-
pero no sé mostrarle la puerta de salida
y más que mi felicidad, lo que a él le preocupa
es atisbar en mi cara un rastro de consuelo
que me permita llegar hasta la próxima tregua
cada día me pone café en los labios
para que aguante, y luego una pastilla
que me aplaque los nervios para que descanse y duerma
mientras él sigue haciendo conmigo lo que le viene en gana
(a veces se tumba sobre mí y yo con los ojos abiertos
miro al techo, y si se da cuenta me dice
que ya va siendo hora de pintarlo)
envenena la comida con que me alimenta
me prohíbe fumar mientras engorda mi ansiedad
y me quita los chupetes que podrían consolarme
provoca mi llanto
y después me obliga a maquillar las señales de la tristeza
si me pongo rebelde, ríe paternalista
cuenta que él también pasó por esa época
y mi rebeldía la rebaja a moda
que luce en camisetas los sábados por la mañana
cuando sale a comprar los cruasanes y el periódico
él me da detalle de cada asesinato, de todas las guerras
de las violaciones y los golpes de estado
pero tanta información me deja sorda y ya no escucho
los crujidos ni los llantos en voz baja
las señales del desmoronamiento
y él calla que cada muerto, cada herido
las mujeres violadas y los que sufren torturas
todos recibieron su visita antes de convertirse en lo que son ahora
se zafa de las culpas con promesas
pero yo sé que una palabra suya
bastará para condenarnos
y si desaparece es para espiar a salvo y oculto
en los bares, en los hoteles, en los baños, en las celdas
tengo que darle las gracias porque
¡tú eres una mujer moderna!, grita animoso
de las que habla inglés, trabaja en casa y en la oficina
va al gimnasio y aparenta menos edad de la que dice el dni
tienes nociones de pedagogía aunque apenas veas a tus hijos
y además fuiste bendecida con una vocación
para que puedas sentirte mejor que otras
(y yo callo que yo no quiero ser artista
si eso va a convertirme en diferente
porque ya me siento lo bastante sola
y no quiero competir en más carreras)
si muestro debilidad, susurra, todos querrán aprovecharse
(como si él dejara algo para los otros)
mejor será que despliegue arrogancia
(con todos menos con él)
de todo me habla pero no de quién recogerá los restos del naufragio
ni en qué lugar nos reuniremos los náufragos para organizarnos
para hacer un fuego, compartir la comida y quitarnos el frío
aunque antes hay que hacer acopio de fuerzas
para no abandonarse cada uno en su rincón.

Un día, no sé cuándo, yo le voy a cobrar
sus cadáveres, las humillaciones
el secuestro de la inocencia
el expolio de los sueños
yo le voy a cobrar, no sé cuándo
y la primera puñalada que le voy a meter
va a ser por las caricias que no nos dimos
por los polvos que no echamos
tú y yo
cada vez que se cuela en nuestra cama
y nos dice que mañana, mañana, mañana
mañana el despertador sonará a las 6:30
y veinte minutos más de sueño
nos harán mejores soldados a su servicio.

Te lo juro, mi amor. 
Una puñalada
por cada polvo que nos robó
y luego ya el resto, por los presos, por los indigentes
por los que dejan atrás casa y familia
por el dolor que no merecemos sufrir ni ver
por los campos arrasados
por los animales que se hacinan
por los niños que trabajan
por los ojos que se cierran por el cansancio y la muerte
por el tiempo que no volverá
por la vida que nos robaron
por la vida
mi amor
por la vida.

Ana Pérez Cañamares

"JUEGOS DE MAGIA CONTRA EL CAPITAL"



FRONTERA



Yo, que llegué a la vida demasiado pronto,
que fui-que soy-la que se anticipó,
la que acudió a la cita antes de tiempo
y tuvo que esperar en la consigna
viendo pasar el equipaje de la vida
desde el banco neutral de la deshora.

Yo, que nací en el treinta, cuando es cierto
-como todos sabéis-que nunca debí hacerlo,
que hubiera yo debido meditarlo antes,
tener un poco de paciencia y tino
y no ingresar en este tiempo loco
que cobra su alquiler en monedas de espanto.

Yo, que vengo pagando mi imprudencia,
que le debo a mi prisa mi miseria,
que hube de trocear mi corazón en mil pedazos
para pagar mi puesto en el desierto,
yo, sabedlo, llegué tarde una vez a la frontera.

Yo, que tanto me había anticipado,
no supe anticiparme un poco más
(al fin y al cabo para pagar
en monedas de sangre y de desdicha
qué pueden importar algunos años).
Yo, que no supe nacer en el cuarenta y cinco,
cometí el desafuero, oídlo,
de llegar tarde a la frontera.

Llegué con los ojos cegados de la infancia
y el corazón en blanco, sin historia.
Llegué (Señor, qué imperdonable)
con nueve años solamente.
Llegué, tal vez al mismo tiempo que él
pero en distinto tiempo.
No lo supe.
(Oh tiempo miserable e injusto.)
Estuve allí-quizá lo vi-
Pero era tarde.
Yo era pequeña
y tenía sueño.
Don Antonio era viejo
Y también tenía sueño.
(Señor, qué imperdonable:
haber nacido demasiado pronto
y haber llegado demasiado tarde.)

-FRANCISCA AGUIRRE-


https://www.youtube.com/watch?v=fXvIUZx_FRYLa poeta recita el poema


Avui, 13/04/2019, ens ha deixat Paca. Que la terra et siga lleu. Tots plorem la teua partida "demasiado pronto".

SENSE MÉS



No espera res

només allò que ix al camí

un bes furtiu

una abraçada acollidora

un somriure amable

no fa preguntes

no hi haurà respostes

desxifra paraules

esborra les punyents

al cor les que nodrixen

sense esperar res

sense més.

-Xelo Llopis i Roca-

"Pell endins".
Ed. Neopàtria. 2016



¿PREGUNTAS QUÉ ES POLÍTICA?

La desfachatez es cosa política.
Ni cosa de la conciencia de uno ni cosa personal
de algún desviado que se le atraganta la moral
como una espina de lubina en la garganta.
"Te ganarás el pan con el sudor de tu frente",
la honradez obrera termina ahí: en el mono del trabajo,
no lo lleva la etiqueta de los trajes de Armani,
ni los GPS de los coches oficiales.
Ellos ganan su pan con el sudor de sus frentes
las nuestras,
y de paso también se ganan el yate, la mansión, los coches de lujo,
los viajes a ver la amante en clase business,
el spa de mil euros la sesión en Portugal,
las acciones en energéticas que dan buenos dividendos
y con información privilegiada multiplicados por cientos.
Y además:la impunidad en el mismo paquete.

El descaro es política,
poner los lobos a cuidar la gallina de oro del dinero público
es política.
"No desearás los bienes del otro" no está en sus agendas.
La codicia y la avaricia son pecados capitales políticos,
y si me apuran: delitos de lesa humanidad.
Como Atila, ni la hierba crece a su paso;
ni los niños por falta de alimento,
ni agua limpia ni aire respirable.
Eso es política.

Es política la hipocresía de llamar desfavorecidos
a los pateados fuera del sistema,
como si fuera un favor
tener techo, zapatos y un algo que echarse a la boca.

La desvergüenza es política
cuando a esos otros que sí sudan y huelen mal,
porque ya se sabe:
no usan Hugo Boss en la zanja ni Carolina Herrera en las limpiezas,
se les niega el todo, el poco, y hasta la miga que se cae de la mesa.

El hambre es cosa política.
La riqueza es cosa política.
Pensar que el despotismo es la esencia de la naturaleza humana
y así lo recoge la historia,
es política.

-Patricia Olascoaga-

"tenemos la canela"
Ed. Neopàtria. 2016


UNA DONA S´APAGA COM UN CIRI


Sotmesos al designi inexorable

de la gravetat universal,

dos pits cauran com cauen dos planetes

oblidats de tan madurs.

I, tret de l’òrbita contigua d’altres

pits, o del dol imperceptible del següent

planeta destinat a caure per la força

de la inèrcia,

en cap altre punt de l’univers

haurà quedat constància

del cataclisme. 

-Maria Josep Escrivà-

"Tots els noms de la pena"
Poesia edicions de la guerra
   
València. 2002



Imatge: Obra de Cristina Tomás Ortolà

DIACRÍTIC


dona dóna dona dóna
dona dóna dona dóna
dona dóna dona dóna
dona dóna dona dóna
dona dóna dona dóna

que violent és un accent
quan no fa prou diferència

-MIREIA CALAFELL-


Hay una fila de mujeres detrás de mí
y veo la nuca de la que me precede.

No estamos haciendo la cola del pan.
No vamos a coger el tren a alguna parte.

No estamos calladas, aunque no hablemos.
No olvidamos aunque miremos de frente.

No somos un desfile ni una procesión.
No asentimos, no negamos, no lloramos.

No ahora, cuando ya tenemos edad
para por fin ser nuestras madres.

Ahora estamos celebrando que hay
una mujer delante y otra detrás.

Ana Pérez Cañamares



Sólo una vez


Sólo una vez supe para qué servía la vida.
En Boston, de repente, lo entendí;
caminé junto al río Charles,
observé las luces mimetizándose,
todas de neón, luces estroboscópicas, abriendo
sus bocas como cantantes de ópera;
conté las estrellas, mis pequeñas defensoras,
mis cicatrices de margarita, y comprendí que paseaba mi amor
por la orilla verde noche y lloré
vaciando mi corazón hacia los coches del este y lloré
vaciando mi corazón hacia los coches del oeste y llevé
mi verdad sobre un pequeño puente encorvado
y apresuré mi verdad, su encanto, hacia casa
y atesoré estas constantes hasta el amanecer
sólo para descubrir que se habían ido.

Anne Sexton

“Poemas de amor” – 1969. 
Traducción de Ben Clark. Ed. Linteo Poesía (2009).





*****

Poema original en inglés:
Just once


Just once I knew what life was for.
In Boston, quite suddenly, I understood;
walked there along the Charles River,
watched the lights copying themselves,
all neoned and strobe-hearted, opening
their mouths as wide as opera singers;
counted the stars, my little campaigners,
my scar daisies, and knew that I walked my love
on the night green side of it and cried
my heart to the eastbound cars and cried
my heart to the westbound cars and took
my truth across a small humped bridge
and hurried my truth, the charm of it, home
and hoarded these constants into morning
only to find them gone.