Dones i poetes que escriuen per a recordar-nos qui sóm i d’on venim. I també, és clar, qui són, d’on venen aquestes dones que un dia van decidir escriure perquè tot estava per fer, encara que no sempre fóra possible.

Canción rota

                          
Siempre que iba a cantar
algo se interponía
y a mí no me importaba,
¡había tanto tiempo!

Mi canción se quedaba en el alero,
confiada,
meciéndose en la espera
cuajada de horizontes.

Si alguna vez con mudo gesto
antiguo
acaricio las cuerdas,
el aire se retira
y el corazón me late nuevamente
con aquellos latidos turbulentos,
heraldos de mi canto.

¡Ay, mi canción truncada!
Yo nunca tenía prisa
y la dejaba siempre,
amor,
para después.

-Carmen Martín Gaite-

“Poemas”
Ed. Plaza & Janes, 2001
ISBN: 9788401377358


   
                
    Imatge:  Chema Madoz

Carta para leer en el tren

Cuando se quiere a una persona,
te duele que le duela,
te cansa que se canse,
te agota que se agote,
te entristece que se entristezca
te engaña que te engañe.


Yo quiero que te quieras,
que te lleves bien contigo,
que no te consientas,
que no te consientas
volver a decir:
-¡Qué asco de vida!

Gloria Fuertes
"Historia de Gloria"

                                                  Imatge: Ana Juan

Carícia

Quan la tristesa s’instal·la
qualsevol forat és bo
per ficar el cap
i el món que seguisca rodant
de cop
t’arriba
una paraula amable
una mà estesa
una dolça mirada
sents
com una brisa lleugera
acaricia
les cantonades de l’ànima.

-Xelo Llopis-
"Pell endins". Ed. Neopàtria, 2016


Dones assegudes

Hi havia unes dones assegudes prenent cafè.

A mi em van arrancar les ungles - diu una.

A mi em van tenir sota un reflector.

A mi durant dos dies em va estar caent una gota d'aigua en el front.

A mi em van destrossar els renyons.

A mi em van matar a un fill i van cremar al meu pare.

Simples dones de Varsòvia.

-Julia Hartwig-

“Parlant-me no soles a mi mateixa”. Poemes en prosa, 2003

                            
  Imatge: Exposició "Fotos prohibides del Gueto de Varsovia" .
  Willy Georg. Fotògraf, operador de ràdio i soldat alemany.

La hora

Tómame ahora que aún es temprano
y que llevo dalias nuevas en la mano.
Tómame ahora que aún es sombría
esta taciturna cabellera mía.

Ahora , que tengo la carne olorosa,
y los ojos limpios y la piel de rosa.
Ahora que calza mi planta ligera
la sandalia viva de la primavera

Ahora que en mis labios repica la risa
como una campana sacudida a prisa.
Después...¡oh, yo sé
que nada de eso más tarde tendré!

Que entonces inútil será tu deseo
como ofrenda puesta sobre un mausoleo.
¡Tómame ahora que aún es temprano
y que tengo rica de nardos la mano!

Hoy, y no más tarde. Antes que anochezca
y se vuelva mustia la corola fresca.
hoy, y no mañana. Oh amante, ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?

-Juana de Ibarbourou-


Yo no soy inocente....

Yo no soy inocente. ¿Lo es usted?
La realidad está aquí,
desplegada. Lo real acontece
en lo abierto. Infinito. Incomparable.
Pero el ansia de repetirnos
instaura las verdades.
Toda verdad repite lo inefable,
toda idea desmiente lo-que-ocurre.
Pero las construimos
por miedo a contemplar la enorme trama
de aquello que acontece en cada instante:
todo lo que acontece se desborda
y no estamos seguros del refugio.

Bien pensado, es posible que Platón
no sea responsable de la historia:
delegamos con gusto, por miedo o por pereza,
lo que más nos importa.


-Chantal Maillard-

"Matar a Platón" 2004


Imatge: Kasia Derwinska

Safareig

Portaré la bugada al safareig,
rentaré les tristors
estovaré el cansament
al vent, les rialles
que correguen per tot arreu.

Esbandiré les mentides i envejes,
en llexiu, les trampes i els traïdors.

Els somnis, al sol
i de cada plec de somriures
traué el coratge de caminar. 

-Encarna Roselló-
“Arrels de Mar”. 2017



Maleïda por

Fins i tot en els moments més bonics i amb bona companyia la por s’instala sense ser haver segut convidada i els peus s'aturen.


I vens tu,
maleïda por
la terra es contrau
creix el desconcert
s’aturen les passes.

Hi ha el turó i el garrofer,
els núvols viatgers
la mar tant estimada
el margalló,
la corretjola,
el romer
i hi és la por
la maleïda por
front aquest palau de pedra
que abraça la mar,
cerque en la immensitat
la força per a continuar
però aquest soliloqui
estava perdut d’avant mà.


Soc aquella que vol
aquella que es queda
aquella que escapa
l’oreig entre les penyes
l’estel que fuig
els dits amargs
de la maleïda por.

-Encarna Roselló-

"Arrels de Mar". 2017




Este es el tiempo

ÉSTE es el tiempo
De la selva más oscura

Hasta el aire azul se ha vuelto rejas
Y hasta la luz del sol se ha vuelto impura

Ésta es la noche
Densa de chacales
Pesada de amargura

Éste es el tiempo en que los hombres renuncian.

-Sophia de Mello-

 “Mar nuevo”, 1958
Traducción de Ángel Campos Pámpano
Recogido en “Nocturno de Mediodía” – Antología Poética, 1944-2001
Ed. Galaxia Gutemberg 2004
Poema original en portugués:

“Éste é o tempo…”


Este é o tempo
Da selva mais obscura

Até o ar azul se tornou grades
E a luz do sol se tornou impura

Esta é a noite
Densa de chacais
Pesada de amargura

Este é o tempo em que os homens renunciam.

Sophia de Mello

 
                            Imatge: Kasia Derwinska

Las Tres Parcas


Las tres Parcas que tejen los errados
Caminos donde riendo traicionamos
El puro tiempo a do jamás llegamos
Las tres Parcas conocen malos hados.

Por nosotros esperan en cambiados
Caminos donde ciegos nos cambiamos
Por alguien que no somos ni amamos
Pero presos nos lleva y dominados.

Y nunca más el dulce viento aéreo
Nos llevará al mundo deseado
Y nunca más el rostro del misterio

Será nuestro rostro conquistado
Ni nos darán los dioses el imperio
Que a nuestra espera habían inventado.

-Sophia de Mello-

“Mar nuevo” – 1958

Recogido en “Nocturno de Mediodía” – Antología Poética – 1944 – 2001
Traducción de Ángel Campos Pámpano
E. Galaxia Gutemberg 2004


Poema original en portugués:

“As três Parcas”

As três Parcas que tecem os errados
Caminhos onde a rir atraiçoamos
O puro tempo onde jamais chegamos
As três Parcas conhecem os maus fados.

Por nós elas esperam nos trocados
Caminhos onde cegos nos trocamos
Por alguém que não somos nem amamos
Mas que presos nos leva e dominados.

E nunca mais o doce vento aéreo
Nos levará ao mundo desejado
E nunca mais o rosto do mistério

Será o nosso rosto conquistado
Nem nos darão os deuses o império
Que à nossa espera tinham inventado.

Sophia de Mello
“Mar novo” – 1958



                           Imatge: Kasia Derwinska