Dones i poetes que escriuen per a recordar-nos qui sóm i d’on venim. I també, és clar, qui són, d’on venen aquestes dones que un dia van decidir escriure perquè tot estava per fer, encara que no sempre fóra possible.

Sería poético si no fuera










Vigo / La Voz, 14 de diciembre de 2012

El fallecimiento de la percebeira de Oia en un incidente en el que el helicóptero Pesca 1tardó alrededor de 40 minutos en acudir ha desencadenado una oleada de indignación. La Cofradía de A Guarda emitió ayer un comunicado en el que informa que han decretado dos días de luto por el fallecimiento de Mercedes Veiga, «unha compañeira que tiña unha experiencia intachable e que exercía esta profesión dende hai varias décadas. Los pescadores presentarán una queja formal ante la Consellería do Mar por el retraso en el operativo de rescate. La agrupación de percebeiros celebró una reunión horas después del incidente en la que mostraron su profundo malestar sobre cómo se desarrollaron los hechos, porque están convencidos de que con una respuesta eficaz la percebeira podría haberse salvado.


Sería poético
poder contar tu historia
diciendo que un brazo de mar
ciñó tu cuerpo de treinta y cinco años
yendo cada mañana al lugar donde en
las rocas
gruñe o lame o lame y ruge
el cantábrico
salpicando el tesoro de tus manos
el tesoro que tus manos agrietadas
junta en las cestas hasta llegar al kilo de percebes
frescos del día para mesas exigentes.
sería poético poder decir
que el mar enamorado se lleva tu vida
una vida en su abrazo gigantesco
y que tus cincuenta minutos de lucha y pánico y lucha y vida
valieron por lo menos para una nueva plaza tahim
para una nueva primavera como aquellas manzanas rodando
con la vida de aquel chico de túnez
y que tus percebes y tú
tuvieran más de su minuto en la historia
en el noticiero de las dos en sucesos
en la página de nacional:
«en la costa gallega una percebeira de 57 años muere al ser absorbida
por el mar»
sería poético
si no fuera
por setecientos al mes
por tus nudillos enrojecidos de frío
por tu aliento lleno de miedo
por tus ojos desorbitados mirando la orilla
a los ojos desorbitados
de tus compañeras mirando al cielo
implorando
mientras aprietan los
delantales
implorando al cielo que venga
abrazadas entre llantos.
sería poético
si no fuera
porque esos cincuenta minutos en la ola
fueron los que tardó
el helicóptero en llegar a tu costado
en la costa
cuando ya no estaban tus ojos atónitos mirando al cielo.
cuando romper el silencio con las hélices
cincuenta minutos después
fue la diferencia entre la vida y la muerte
y sólo depende de nueva orden:
el personal de salvamento no permanecerá en la base y hará las guardias
en sus casas
a la espera de la llamada de la señorita de la central de llamadas
de la empresa privada de salvamento de la costa gallega.
sería poético
si no fuera.

-Patricia Olascoaga-


Vayamos al grano. Ed. Neopàtria. 2014